Universidad San Martín rescató un punto a dos minutos del final con gol de tiro libre de Gonzalo Ludueña. Marcos Mondaini había abierto la cuenta para los Tricolores, que con el empate ya clasificaron a la próxima fase.

En un partido trabado, muy luchado y con fútbol en cuentagotas, Nacional consiguió lo que fue a buscar a Lima: el punto que le asegurara matemáticamente la clasificación a los octavos de final de la Copa Libertadores 2009.

La Universidad San Martín era el gran obligado a salir por el triunfo, ya que la ventaja de tres puntos que traía sobre River Plate bien podía ser absorbida en el último partido del grupo, cuando ambos se enfrenten en Buenos Aires.

Pero el equipo de Víctor Rivera no estuvo a la altura. No tuvo el fútbol ni las ideas necesarias para vulnerar a Nacional, que demostró una vez más ser un equipo sumamente compacto y ordenado, al menos en el plano internacional.

Dentro de lo malo que fue el encuentro, el primer tiempo tuvo más emociones, pero los goles llegaron en el segundo.

A los 73 el argentino Marcos Mondaini abrió la cuenta al recibir una gran y poco ortodoxa habilitación de Mauricio Victorino, y batió a Leao Butrón con un tiro cruzado al primer palo.

La USMP se fue al ataque en busca del empate, pero apenas si pudo generar jugadas peligrosas. De todas maneras, la igualdad llegó a falta de dos minutos para el final, con una gran ejecución de tiro libre de otro argentino, Gonzalo Ludueña.

Nacional quedó con 11 puntos y aseguró su pase a octavos. En la última fecha, cuando reciba al Nacional Paraguayo, buscará el primer lugar del grupo y situarse entre los mejores primeros clasificados.

Los universitarios quedaron con 8 puntos contra 4 de River. Si los Millonarios pierden este miércoles ante los guaraníes, el equipo peruano clasificará automáticamente.

CALIFICA: 
Image Hosted by ImageShack.us

Ingrese su dirección de email:

Delivered by FeedBurner

Image Hosted by ImageShack.us